Algodón Orgánico GOTS

La norma líder mundial en el procesamiento de textiles hechos con fibra orgánica

Que nadie más sufra las consecuencias de una moda caprichosa y fugaz.

¿Qué es?

Producción textil ecológica y socialmente responsable

El algodón orgánico es un algodón producido y certificado según los estándares de la agricultura orgánica. Los campos donde se cultiva este algodón, promueven formas alternativas de producción a través de un proceso que preserva la biodiversidad y el bienestar del terreno gracias al uso de semillas que no han sido modificadas genéticamente. En lugar de fertilizantes y pesticidas artificiales, sólo utiliza medios naturales y métodos sostenibles para su cultivo.

Prohibiendo el uso de este tipo de productos, no sólo se garantiza la salud del suelo, sino que también ayuda a mantener la salud de la naturaleza y de las personas que trabajan en él.

FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA DE CULTIVO ORGÁNICO

ver infografia
SOUTHERN ROCK

Camisa de algodón orgánico GOTS

TIENDA

100%

ALGODON GOTS

BIES

Algodón gots

ESTAMPACIÓN

ECO FRIENDLY

Este tipo de cultivos supone un ahorro medioambiental del…

Con el uso de algodón orgánico, ganamos todos

Mastyl es una marca de moda sostenible de Barcelona que produce su ropa en cultivos de algodón certificado bajo las normas de una agricultura sostenible para el medioambiente

Menor impacto medioambiental

 

¿Sabías que el cultivo de algodón convencional utiliza el 16% de insecticidas y el 7% de plaguicidas del global de compuestos químicos utilizados en todo el mundo?
Sin embargo, el algodón orgánico no usa ningún tipo de químicos tóxicos en sus cultivos. Lo que hace que tenga un menor impacto en la contaminación del aire que respiramos.
Además, reduce el consumo de recursos: un 91% el de agua y un 62% el de la energía.

El cutivo de algodón en campos certificados garantiza un uso del agua responsable para las tierras en las que se cultiva

Pensando en el mañana

 

 

¿Sabias que 1 camiseta convencional usa alrededor de 2700 litros de agua? Se calcula que para el año 2025 dos tercios de la población mundial pueden sufrir escasez de agua. El 80% del algodón orgánico usa el agua de las lluvias para su producción.

 

Poco más que añadir, ¿no crees?

Igualdad de opotunidades

 

 

Ocurre en nuestro país, con mayor medida ocurre en países como África y Asia, el número de mujeres que se dedican al cultivo de algodón orgánico es muy elevado.

A pesar de ello, en la mayoría de los casos, siguen encontrando un techo de cristal que les impide acceder a puestos directivos, de gestión o capacitación en las granjas orgánicas.

La certificación como GOTS, trabajan para que estas desigualdades desaparezcan.

Por un trabajo digno y seguro

 

Al no estar expuestos a ningún tipo de químicos tóxicos, los agricultores y familias que trabajan en estos cultivos ven cubierta su seguridad en el trabajo. Además, la certificación GOTS garantiza ciertas garantías a nivel de beneficios sociales y económicos.

Mastyl es una marca de moda sostenible de Barcelona que produce su ropa impulsando un comercio justo y de proximidad

Un precio justo de la sostenibilidad

 

Si te decantas por comprar algodón orgánico certificado, estás contribuyendo a respirar un aire más limpio, al respeto por un suelo fértil y a la conservación del agua. También colaboras de un modo activo en la promoción de un trabajo digno durante todas las fases del proceso.

Estos motivos, hacen que el precio del algodón orgánico sea sensiblemente superior. Es importante tomar parte activa de éste cambio de mentalidad, ya que cuanta más demanda de éste tipo de algodón haya, mayor será el abaníco de posibilidades que se nos ofrezca.

Vamos, un win-win en toda regla.

Una elección responsable con el Planeta

 

Eligiendo algodón orgánico, estamos cuidando el planeta y a quienes formamos parte de él. Esperemos que con el tiempo, la elección de algodón orgánico, será algo tan natural como la elección alimentos saludables y sostenibles. Sin embargo, actualmente la proporción de algodón orgánico representa un 1% en todo el mundo. ¡pequeñas decisiones como ésta son las que impulsan el cambio!